Montañas rusas.

A veces toca vivir esos días en los que nos invade ese sentimiento de tristeza, una tristeza perezosa, llorosa que desprende calor, como si tuvieras fiebre, pero nada más lejos de la realidad. Sabes a que se debe, pero lo niegas, porque no puedes reconocer que algo bonito te llegue a hacer daño, en efecto, hay algo que te ha hecho feliz pero que a la vez te llena de un vacío que a los días se expresa. Lo relacionas con aquel día lluvioso, o con esa mala noticia, pero sólo son máscaras cumpliendo su función.

mascaras-personalidad-engaño

Es un sentimiento necesario que a la larga se agradece, acogedor, que te empuja a las tardes de peli, sofá y manta, de morriña, tranquilidad, pasividad, de necesitar abrazos, mimos y besos pero que a la vez te hace querer estar apartado del mundo, sólo contigo mismo, sientes cada segundo que pasa, el tic tac del reloj se sincroniza con el latido de tu corazón, la vida sigue a tu alrededor pero tu sientes que no avanzas, llenando horas muertas con nada, pensando, reflexionando, soñando.. sólo transmites al resto lo que sientes, a través del cristal..

984

Una tristeza que te hace escribir textos, que quizá no son los más bonitos pero desprenden sentimientos con cada letra porque duelen, duelen, mostrando los sentimientos que escupe el alma y que tu mente esconde. Son lágrimas no provocadas que se deslizan por tu cara que nacen sin tu control y que no las puedes evitar pero que te invaden, se apoderan de ti creando el clímax perfecto de melancolía y tarde otoñal, ves el cielo gris, las primeras gotas de la tormenta que se avecina, aquella hormiga intentando llevar esa cáscara de pipa a su hormiguero y de repente vuelven a brotar esas lagrimas, te identificas con esa hormiga, refleja tu realidad de alguna manera ilógica que sólo tu comprendes. Ves a esa abuelita pasear por la calle y te vienen (al menos en mi caso) los recuerdos de tus abuelos, que ya no están y ya no puedes verlos ni que te den ternura o que se la des tú a ellos.
..Días en los que cualquiera de tus amigos diría que es mejor no levantarse, aquellos en los que parece que te han metido en un laberinto y no sabes que dirección tomar, días que tienen la forma opuesta al donuts; que predisponen a un día de todo menos redondo, pero que tu tienes un sentimiento de negro y blanco, de paz, porque sabes que acabará pasando y que, como toda montaña rusa, la vida tiene subidas y bajadas y que, como en todas las vidas, hay momentos en los que necesitas que te dejen volar solo, para crecer y enriquecerte como persona, ver tu resistencia, tus capacidades y tus fuerzas, tu tolerancia frente a los momentos con problemas, cambios o bajones..pues sólo así aprenderás a superar los baches y a definir que forma tiene la montaña rusa de tu vida.

La-vida-es-una-montana-rusa

By Ü.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s