Un largo etcétera…………

(…) Otoños en los que caen las hojas, días de lluvia con al menos un valiente que disfruta bailando bajo ella, amores de adolescencia con riñas, un “sesentón” con espíritu adolescente, perros que ladran, niños que sueñan, mecheros que encienden amores olvidados, negros sobre blancos, grises que se vuelven rosas, campos de setas con ingenuos que buscamos las de lunares; las de los pitufos, que, no servirán para comer, pero son las más bonitas, muchos matices, cielos con estrellas incluso cuando más llueve, relatos sin voz, gritos con fuerza, algunos que luchan por las causas perdidas y las encuentran, un mundo en el que la gente haya imitado a E.T señalando su “casa” y su “teléfono”, donde hay al menos una persona que ha hecho una guerra de almohadas, de bolas de papel o de comida, un hermano que defiende a su hermana pequeña cuando cinco minutos antes estaban discutiendo entre ellos, alguien que llore con Titanic o que imite a Darth Vader, una persona con un lunar que le haga sexy, un café que despierte a los perezosos y otro que los mantenga dormidos, un mundo con Queen, The Beatles o Mecano, un mundo con música Jazz o Blues, un amor con beso, amores platónicos que dejan de serlo, un acuario que se lleve bien con sagitario, alguien que tema el martes 13 y alguien que lo celebra, un san Valentín celebrado cualquier día del año que no sea 14 de febrero, un lugar en el que pasar la tarde comiendo pipas, mirando nubes o viendo pasar los coches es un buen plan si la compañía es buena, discusiones que acaban en abrazos, hacer aviones de papel con billetes del monopoly y fingir que son de verdad, un mundo en el que, si puedes soñarlo, puedes hacerlo, gente que ha repetido “hasta el infinito y más allá” hasta la saciedad, una persona que en algún momento haya visto su mundo derrumbado y necesite un abrazo, o dos, historias sin historia e historias que si la tienen, un mundo con sonrisas, lágrimas, muecas, guiños, gente que se muerde las uñas y gente a la que le da asco, saltando charcos o pisándolos de vez en cuando, sacando lenguas, riendo hasta que duela, celebrando cumples pero sobretodo no cumples, contando experiencias, sufriendo esfuerzos, valorando intentos, orgullosos de los logros pero también por los intentos concluidos en fracasos, viviendo riendo, con amigos, familia, animales y algún que otro cactus, molinos de viento, dientes de león, pidiendo deseos, separándonos de  gente pero trayendo nueva a tu vida y conservando a los de siempre, “para siempres” que se transforman en hasta aquí llegamos, “noes” que delatan “síes” a gritos, recuerdos con fecha de caducidad y otros que son imborrables, llorar de alegría, también de pena, diciendo te quiero, escuchando un “no”, oyendo corazones, sintiendo palabras, amaneciendo cantado con cara de bobos, viendo amanecer tras una noche de juerga, yendo donde nos lleve el viento o el coche más cercano, amistades de verano pero también de invierno, montando árboles de navidad en verano y no en el hemisferio sur, viendo la torre Eiffel, el Taj Mahal o la Torre de Pisa (y hacer como que la sujetas), escalando montañas inalcanzables, buscando caracoles en días de lluvia, plantando sandías, comiendo gofres, disfrutando de los segundos, sellando momentos, soñando despiertos, iluminando poesías, escuchando consejos y luego contarlos a otros, gente que destroza el final de la peli y gente a la que le gusta saber todo antes de tiempo, sintiéndonos a gusto, sintiendo calor en invierno y frío en verano, cigarros que se convierten en linternas de la noche, cazando luciérnagas, mojándonos los pies con esa agua helada de las montañas, gente que encuentra paisajes de ensueño en los sitios más inesperados, viajando, leyendo, soñando, intentando, aprendiendo, despegando, queriendo, pudiendo, haciendo, consiguiendo, bailando, vibrando, sintiendo…y un largo etcétera que no tiene punto y final, porque los finales sólo indican el inicio de nuevas etapas entrelazadas o no con las ya terminadas y… que narices, nadie supo nunca que fue después del “fueron felices y comieron perdices” sin embargo sabemos que la historia continuó, estamos vivos y eso es lo que importa, este etcétera sólo significa que estamos vivos allá donde sintamos cualquier cosa, que la vida son sensaciones más o menos agradables pero siempre enriquecedoras, que tenemos un camino recorrido pero queda mucho por trazar y somos los dueños del lápiz y de la goma de borrar, que esto es lo que nos dice nuestro corazón al latir, pequeños golpecitos que nos recuerdan eso, que estamos vivos y que no debemos desaprovechar las oportunidades, en cualquier parte, a cualquier hora y bajo cualquier circunstancia..

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo” y así conseguirás aquello que nunca se ha escrito y en su lugar pusieron, un largo etcétera……………..

diente_de_leon

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s